SHUGADUGA - Round 1

SHUGADUGA – Round 1 
Varios artistas
Puch-out Records


The Lively Set – The Pomona drag / The Cady Johnson Show- Hound dog / Little Eddie – The Weasel / King Richard and The Knights – I don´t need y ou / Thee Midniters – I found a peanut / The Scouts – Custer´s stomp / The Denims – Salty dog man / The Heart Attacks – Babba diddy baby

Eddie Bo – Hey Bo / Arron McCray – I´ll habe the last laugh / Chee Chee- Crazy  man / Lester Young – Down to the river / Larry Bright – Bloodhoud / Lee Castle – The big bad train / Lu Parks Singers – Zap pow ee you / Johnny ´Guitar´ Watson – Posin´

SHUGADUGA!!! Primer round en formato 12” de 16 knock-out tracks blancos contra negros, todos ellos desde los gloriosos 60´s y oscilando entre el grasiento rhythm&blues y el salvaje garage, con altas dosis de espíritu frat y siempre pasando por el 60´s rock´n´roll, que al final es el saco donde entran todos los géneros.

Si eliges el lado blanco el disco abre con The Lively Set, misterioso combo que grabó para Decca un único single y que sin duda eligió su nombre basándose en el hot-rod film de 1964 titulado de igual manera.  Su fantástico instro THE POMONA DRAGS bebe también de la influencia hot-rod en la inspiración del título pero no así en la parte musical, donde nos encontramos con un instro poderoso donde la parte pesada la llevan los vientos, en un tema más cercano al rhythm & blues más frat que a la hot-rod music propiamente dicha.   En cualquier caso es un comienzo brutal al que sigue la versión más grasienta que he escuchado nunca del famoso HOUND DOG de Leiber & Stoller.  The Candy Johnson Show son los responsables de esta barbaridad de 1964, cabalgando sobre un ritmo frenético y sazonada de guitarras con el fuzz a todo trapo.  En realidad la banda son The Exiters, grupo el marido de Candy Johnson, famosa cantante y bailarina que aparecía moviendo el esqueleto en películas surfers como Muscle Beach Party, Beach Party o Pajama Party.    THE WEASEL es puro frat-rock, en el que te proponen olvidarte del monkey y el watusi para aprender el nuevo baile que causa furor,  por supuesto llamado como el título de esta canción.  Ritmos surfers y velocidad de vértigo!  El artista en cuestión, Little Eddie Carozza, fue miembro ocasional a finales de los 50´s de The Rocketones y en algún momento de los 60´s lanzó otro single para 20th Century-Fox como Little Eddie & The Five Sands, esta vez en clave doowop.

El primer pildorazo extrictamente garagero que encontramos en estos surcos viene firmado por King Richard & The Knights, banda de Albuquerque que comenzó a pricipio de los 60´s siguiendo la estela de The Ventures para, tras la british invasion, dar el paso y transformarse en un combo vocal.  Este I DON´T NEED YOU es de 1966 y es un perfecto ejemplo de stroller en clave garagera de guitarras limpias, saxo y órgano sesentero brutal.    En la misma onda y del mismo año, aunque con un par de puntos más en cuanto a actitud llegan los chicanos de L.A. The Midniters con el loquísimo I FOUND A PEANUT.   Thee Midniters habían debutado discográficamente un año antes con una versión del Land Of The 1000 Dances, este I Found A Peanut constituyó la cara B de su séptimo y último single para Chattahoochee Records.

CUSTER´S STOMP es un instrumental de libro, bien conocido por los amantes del género, uno de esos perfectos ejemplos de cómo desarrollar un tema sin ninguna voz principal que tenga el mismo atractivo que cualquier tema vocal.  Perfecto stroll donde los tambores se combinan a la perfección con las guitarras y una línea de bajo simplista pero muy efectiva.  Sus autores, The Scouts, merecieron 4 estrellas en el Billboard del 27 de enero del 62 en su reedición para Rendezvous Records, la cual llevaba unos absolutamente prescindibles overdubs de gritos indios y majaderías varias.  Aquí se incluye la versión original para HI-Oldies tal y como se grabó.   The Denims editaron en 1966 SALTY DOG MAN para Mercury, un tema también de un potente regusto a frat-rock, con todo lo que se podía poner en acción para triunfar, guitarras, tambores, armónicas, teclados y jovenzuelos gritando al unísono. 

Para finalizar la cara A llega una banda con nombre premonitorio, The Heart Attacks, con un tema que solo con decir que mereció ser versionado por The Mummies, así que ya os podéis hacer una idea de cómo galopa.   BABBA DIDDY BABY es un desenfreno de teclados y ritmos machacones, cuyo estilo vocal inspiró no solo a The Mummies sino también a The Neanderthals.  Puro 60´s punk imbatible.   The Heart Attacks al parecer eran también The Beachnuts, banda de Virginia Beach que grabó un puñado de singles bajo ese nombre, todos ellos pasto de recopilaciones varias de 60´s punk.

Giremos el disco y demos oportunidad a la parte negra de este asunto.

El tema más tempranero de este LP viene de la mano de Eddie Bo para Apollo Records en 1956.  Este multifacético músico de New Orleans se marcó un instrumental titulado HEY BO en una fecha que casi cuesta creerlo, a medio camino entre el mambo y el rhythm & blues, plagado de percusiones selváticas y con una guitarra impresionante.   Seguimos con una banda de rhythm & blues vocal, The Ivies, que grabaron también como The Sensation-Ivies e incluso, como en el tema que nos ocupa, con el nombre de su líder como solista.  Así se presentan en este single para Reel Records, Arron McCray & His Sensation Ivies, a ritmo de stroll arrastrado y con toda la banda a pleno pulmón en este I´LL  HAVE THE LAST LAUGH.  Un poco absurdo eso de colocar a Arron como solista ya que en el tema los cinco Ivies llevan todo el peso al unísono.

No se rían ahora, la vocalista del corte tres se llama Chee Chee, pero en realidad también se la conocía como Chi Chi, y acompañó al  Bill Beau Trio en 1958 en su LP Live At The Blueport Lounge, un disco muy recomendable de exótica y jazz del guapo, en el que Chi Chi participa también en algún otro tema.  En algún momento de los 60´s Bill Beau y Chi Chi volvieron al estudio para registrar un single con Entree Records, y de ahí salió este magnífico ejemplo de funk tempranero titulado CRAZY MAN simplemente bajo el nombre de Chee Chee, y con la Chi Chi a todo gas, desgañitándose como si le picase el nombre.

Uno de los temas más burros de todo este disco es el magnífico DOWN TO THE RIVER de Lester Young.   Ojo que este Lester no es el Lester que piensas, no, el saxofonista de jazz palmó en el 59 y este single es del 61.   Del ’61???  Oir para creer, la cadencia y la locura desatadas en este bopper desde luego no cuadran con el año, pero en realidad no cuadra con ninguna época.  Piensen en un blues bopper de Sonny Terry con la actitud de Bunker Hill, todo ello mezclado con una sección de vientos a punto de desafinar.  BRUTAL!!!

Y ahora llegó el momento de un BEEEEEEEPPP!!!!  Que hace Larry Bright en el lado de los negros? Bueno, el tipo realmente lo era en actitud y en convicción, musicalmente no quería saber nada de los blancos, Muddy Waters y Bo Diddley eran sus ídolos y todo ello quedaba bien reflejado en su música, como demuestra perfectamente este increíble BLOODHOUND, tema que grabó para Tide a comienzos de los 60´s.  Pero Larry era blanco como  la leche amigos, aunque cuesta creerlo, y también era un pieza de cuidado, en parte debido a su afición a empinar el codo.   Larry grabó varios singles en Tide, tuvo un conflicto legal con Dorsey Burnette por un desastroso negocio discográfico que acabó en pleito, firmó con Del-Fi Records, se metió en líos sin parar, dicen que estuvo a punto de ser guitarrista de James Brown pero  la cosa se torció porque en una discusión le llamó “mono” en su cara y llegó a ser amigo personal de Elvis.   

Lee Castle y de nuevo … BEEEEEEEEPPP!!! Otro blanco que se ha colado en el lado de los negros.  Lee Castle fue uno de los grandes trompetistas de las big band de los años 40, tocando con Jack Teagarden, Tommy Dorsey y también en la orquesta de su hermano Jimmy Dorsey, orquesta que capitaneó tras la muerte de Jimmy.  En este trallazo instrumental titulado THE BIG BAD TRAIN es la trompeta de Lee la que dirige el asunto, con toda la orquesta sonando como un trueno, con un trombón que es la muerte a caballo.

LU PARKS SINGERS editaron un single para Ambassador en cuya cara B encontramos este fantástico ZAP POW EE YOW.   La banda compuesta íntegramente por chicas probablemente en realidad eran un grupo de músicos de estudio que simplemente adoptaron ese nombre para lanzar este single, práctica muy común en los estudios de los 60´s.

Y para finalizar uno de los más grandes, nada menos que el estupendo guitarrista y cantante Johnny ‘Guitar’ Watson con su primer single para King en 1961, un strolazo de miedo titulado POSIN´ en el que a la inconfundible voz de Mr. Watson y su magnífica guitarra se une toda una orquesta y coros, resultando un broche final inmejorable para semejante colección.

Sin duda uno de los Lps que me he echado a la cara últimamente que más satisfacciones me ha dado, la recopilación está realizada por DJ Varo, sobran los comentarios, y la portada no puede ser más acertada, con Rocky Marciano defendiendo la parte blanca y Clasius Clay la negra.   Ardo en deseos de un segundo round!

Francho

Calificación:

Actualmente calificado con 5.0 por 1 personas

  • Currently 5/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Publicado por: francho
Fecha: 11/02/2018 at 20:56
Categorías: LPs | Novedades
Acciones: E-mail | Kick it! | DZone it! | del.icio.us
Información: Permalink | Comentarios (0) | Post RSSRSS comment feed

SUPERTUBOS - Rendezvous

SUPERTUBOS
Rendezvous
Rocktopus Tea Party Records – R004

La bossa nostra / White trash / El Salvador / Espectro de Brocken
Enemigos de la arena / Miami Mendoza / Built for speed / Il ragazzo di pernile

Por cosas absurdas como son los prejuicios de cualquier tipo junto quizá también una no demasiado buena publicidad fuera de su Cantabria natal, uno puede llegar a no enterarse demasiado de la calidad extrema de una banda como SUPERTUBOS.

Estos cuatro muchachos del norte practican a la perfección la gracia del instro de guitarras redondas e influencias dispares, sin artificios ni inventos, tan solo con guitarras y tambores, a la vieja usanza de las bandas de la edad dorada del género pero añadiendo la personalidad del siglo XXI.

En este nuevo LP la banda se ha superado a sí misma.   Por un lado la inclusión de Iñigo Crespo al bajo y contrabajo ha aportado un giro hacia el rockabilly y el country en determinados momentos, y por otro las omnipresentes guitarras de Eduardo y Ricardo planean a la perfección y maceran al 100%  con los tambores y la percusión de Javi.    En este disco todo cuaja sin fisuras, incluso el repertorio, compuesto por seis temas propios y dos curiosas versiones.

Abre con LA BOSSA NOSTRA, tema cálido a medio tiempo, con una bajada de intensidad que pone los pelos como escarpias y unas guitarras limpias y plenas como un atardecer en Sao Paulo.   Final épico incluido.    Giro de 180º en el segundo corte con el frenético WHITE TRASH, primera de las canciones en las que la presencia de Iñigo marca la diferencia, con su contrabajo galopando entre aires de country & western y las guitarras cortando el aire como ametralladoras.

EL SALVADOR es una revisión de un tema instrumental de The Milkshakes (Billy Chisdish de mi vida y de mi corazón).    Neo-rockabilly siniestro de la vieja escuela cercano al psycho, de nuevo a lomos del contrabajo y ensuciando un par de puntos las seis cuerdas.   Me ha resultado curiosa la elección de este tema pues marca un punto más agresivo y menos elaborado que el resto de cortes del LP, aunque para nada desentona, aportando un punto gamberro que redunda en un buen equilibrio para el total del LP.

Para acabar la cara A tenemos ESPECTRO DE BROCKEN, otro de esos temas melosos de SUPERTUBOS, con una melodía preciosa, ambas guitarras tremolando sin tregua y toda la banda sonando como un reloj suizo.  Mágica.

Vuelta de cara y comenzamos con ENEMIGOS DE LA ARENA, buena continuación al tema anterior, siguiendo en una onda similar con el añadido de un teclado invitado.   Seguimos con MIAMI MENDOZA, toda una fiesta en clave frat en la que los teclados siguen presentes y se sazonan con aires latinos y surferos.   Otro tema de los que enganchan y en el que las influencias parecen no tener fin.

La segunda versión del disco es nada menos que una reinterpretación en clave instrumental del clásico BUILT FOR SPEED de Stray Cats.   La versión de SUPERTUBOS demuestra cómo convertir un tema de rockabilly en un instro de primera, sin alejarse del original pero aportando su granito de arena.  Espectacular el duelo de contrabajo y tambores.

Para cerrar IL RAGAZZO DI PERNILE, lo bueno de hacer un disco de instrumentales es desde luego que puedes poner a los temas el título que te salga el escroto, como si lo quieres titular en arameo.   Pero desde luego los aires a Italia rezuman en este corte, en la intro y la melodía, resultando uno de los temas más atractivos del disco, con una batería contundente y marcial sobre la que se entremezclan guitarras y teclados en una espiral que vuelve a destilar magia.

El disco suena como un trueno, no en vano ha sido grabado en Moon River Studio, estudio analógico propiedad de Fernando Macaya de Los Deltonos, y la portada y la funda interior complementan de manera muy inteligente el contenido sonoro aquí comprendido.

Échenle  una escucha a SUPERTUBOS, valen mucho la pena.

Francho

Calificación:

Actualmente calificado con 5.0 por 1 personas

  • Currently 5/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Publicado por: francho
Fecha: 08/02/2018 at 20:12
Categorías: LPs | Novedades
Acciones: E-mail | Kick it! | DZone it! | del.icio.us
Información: Permalink | Comentarios (0) | Post RSSRSS comment feed