WOODY WAGON vol. 5

WOODY WAGON vol.5
Varios artistas
Sleazy Records / Bonito Records – SRLP43

THE SHUT DOWNS – Four in the floor /THE CHEVRONS – Good good lovin’ / RONNIE GOODE – Crazy bait / THE ROCK-FELLERS – Orange peel /NOEL DESCHAPS – Pour le pied /AL DEAN – Hangman / GEO LESTER – Cold dark night / MAYLON DeWITT – Never, never
GRADY LEWIS – Runaway lover /BILL VELLINE & THE SHADOWS – What’ll I do / JIMMY WITTER & THE SHADOWS – My kind of woman / DICKIE LOADER & THE BLUE JEANS – Rocky road blues / THE BELMONTS – Walk on boy / BOBBY DARIN – Similau / THE BROTHERS – Lazy Susan / THE BEE BOPS – Wanderig blue / (bonus track) THE LOCOS - Malagueña salerosa
 

Quito volumen, y último, de una de las colecciones de LPs que mas me han sorprendido en la ultima década.   La verdad es que hoy en día es complicado encontrar recopilatorios de música de los 50’s o 60’s que aporten algo realmente novedoso y atractivo, teniendo como resultado que cada vez más se están explorando géneros de aquellos años que se salen del tiesto del rock´n´roll, mambos, cumbias, frat-rock de Sebastopol… ya me entienden.

Es por ello que esta colección la he disfrutado más intensamente, desde la perspectiva del rock´n´roll de la década prodigiosa (’58 al ’68), el madrileño de nacimiento y asturiano de adopción Rob’s Big Beat ha demostrado un gusto exquisito en la confección de estos 5 volúmenes, sin hacer ascos a ningún género y poniendo siempre el énfasis en las canciones.

Este volumen abre con todo un bofetón en los morros en forma de tremendo instrumental de hot-rod music con FOUR IN THE FLOOR, por The Shut-Downs, no en vano detrás estaban nada menos que Kirby St Romain y mi siempre admirado, y nunca suficientemente valorado, Scotty McKay.   Four In The Floor es lo de siempre, 3 acordes y la verdad, a ritmo de guitarras reverberadas y boogie machacón.   Fórmula infalible cuando no se le buscan los tres pies al gato.   The Chevrons toman el relevo, revisitando el GOOD LOVIN’ de James Brown & The Famous Flames, llevándola al terreno blanco, acelerando el ritmo y armonizando las voces.   Una de las mejores versiones que he escuchado de este temazo.

CRAZY BAIT por Ronnie Goode es un buen stroll de rhythm & blues, contenido en el tiempo y con bastante tensión, aportada por una estupenda sección rítmica de timbales.    Continúa ORANGE PEEL de The Rock-Fellers, puro espíritu frat alrededor de una garganta al límite y varias subidas de tono acompañadas de unos sempiternos coros que invocan OOOOOORANGE PEEEEEL cual coro griego.   Brutal el saxophon asfixiado que pulula durante todo el tema.

Turno para la France, el ye-yé Noel Deschamps tuvo su momento de gloria en el ’66 versioneando en gabacho el clásico Bird Doggin’ de Gene Vincent en su etapa Challenge, retitulándolo POUR LA PIED y manteniendo sólo la melodía y ritmo originales.  Inventándose la letra, vamos.   La versión de Noel es fantástica, añadiendo una sección de vientos y un teclado más presentes que en la original.   De diez.

La parte más country de este LP viene de manos de Al Dean y su HANGMAN, confeccionado en tonos menores, con pandereta yunque y una guitarra lejana repitiendo una letanía rubricada por 6 golpes de tambor.   Una canción tan oscura y sobrecogedora que hace que huelas la horca.   Contrapunto absoluto para rehacernos con COLD DARK NIGHT por Geo Lester, un tema que bebe del arroyo que hizo brotar Dorsey Brunette con su Let’s Fall In Love, es decir, pop bobalicón en la melodía, amor desesperado en la letra y cuatro arcodes, el segundo menor.

En una línea parecida, aunque con unos arreglos más trabajados y un puntazo más sesentero que el anterior, gracias a ese teclado a lo Chris Montez, llega Marlon Dewitt Humphries con su NEVER NEVER, bonito tema con mucho de Buddy Holly en su melodía en el que figura también como compositora Sharon Shelley, novia de Eddie Cochran y hacedora de canciones para algunos de los más grandes de la época dorada del rock´n´roll.     El nombre de Maylon está ligado al top 50 del rockabilly gracias a su versión del Worried About  You Baby que grabó para Chess en los 50’s y no vió la luz hasta aparecer en los 70’s en varias recopilaciones, a veces erróneamente atribuida a Dale Hawkins.

Cara B, abre con RUNAWAY LOVER por Grady Lewis.   Lewis grabó este single para Colonial en 1961, un tema de tempo calmado construido sobre una hermosa melodía de tintes latinos con arreglos western y falseto final.   Runaway Lover es un tema que tenia todos los números para salir en esta colección.    Le sigue un tema de estructura muy similar, aunque dejando de lado la influencia latina, WHAT I’LL DO por Bill Velline & the Shadows.   En realidad, tras este nombre se encuentran Bobby Vee & The Shadows, aunque este single salió a la luz con el nombre de su hermano Bill Velline como el solista.   Bill en realidad se encargaba de las guitarras para The Shadows.

Otros Shadows, aunque sin ninguna relación con los anteriores, son los que acompañan a Jimmy Witter en MY KIND OF WOMAN, un tema al que se le podría aplicar las mismas palabras que anteriormente he dedicado al Cold Dark Night de Geo Lester, rockabilly-pop de producción minimalista y escaso minutaje, un momento de relax antes de encontrarnos con uno de los mayores pepinazos de este LP.   Dickie Loader era un rocker sudafricano que se pegó una tremendísima versión del ROCKY ROAD BLUES de Bill Monroe partiendo de la versión de Gene Vincent.  Coros fantásticos, una guitarra perfecta y Dickie dándole duro en la mejor tradición del british rock´n´roll.  Últimamente Dickie Loader se ha convertido en un nombre muy popular en toda record hop que se precie gracias al rescate de su Teen Machine, pero ojo con esta maravilla que perfectamente se podría poner al mismo nivel.

Magia pura en el quinto corte de esta cara, nada menos que The Belmonts, sin Dion, haciendo una fenomenal versión del WALK ON BOY de Mel Tillis, absolutamente personal y producida de manera magistral para Sabina Records.   Un stroll de primera división que espero que tras la inclusión en este LP gane enteros en las pistas de baile.
De la misma escuela que el anterior es el SIMILAU que Bobby Darin grabase para Atlantic en el ’64.   Early soul a ritmo de popcorn, una joya de la era dorada del pop por uno de los solistas más grandes que ha dado el siglo XX.   Crema.

Tras estos dos cortes la verdad es que el nivel se pone muy difícil de igualar, tal vez por eso se cambia radicalmente de estilo, y llega LAZY SUSAN por The Brothers, tema que grabaron sin duda después de desayunarse 300 veces el Be-Bop-A Lula de The Everly Brothers, aunque tuvieron el buen tino de despacharse en medio un solo de guitarra brutal.     Y para ir terminando un buen ejemplo de tema inclasificable, rock´n´roll con trazas de pop y regusto garage, todo eso anda mezclado en WANDERING BLUE por The Bee-Bops.   De nuevo otro corte de esos que hacen que esta colección sea diferente.

Como bonus track este último LP de la serie incluye la versión de MALAGUEÑA SALEROSA que hicieron The Locos en 1966.  The Locos son en realidad los mexicanos Los Locos Del Ritmo, que tras una exitosa gira por USA grabaron este tema para la RCA americana como cara B de su Guantanamera Rock, alternando la letra en inglés y en castellano, con todo el freak-beat on fire, en la mejor tradición de las bandas mexicanas de mitad de los 60’s.

Estupendo carpetazo para esta colección, para mi gusto uno de los mejores Lps de la serie, y mira que, como digo, esta colección aporta frescura y novedad como pocas otras ahora mismo.

Buen viaje Woody Wagon, ha sido un placer.

Francho

Calificación:

Sea el primero en calificar este post

  • Currently 0/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Publicado por: francho
Fecha: 31/03/2020 at 20:57
Categorías: LPs | Novedades
Acciones: E-mail | Kick it! | DZone it! | del.icio.us
Información: Permalink | Comentarios (0) | Post RSSRSS comment feed

BOZ BOORER ALL STARS - Shine at Sun

BOZ BOORER ALL STARS
Shine at Sun
Sleazy Records – SR156

One more drink / Wild side of life
Lookin’ for my baby / Come on

En mayo de 2018 se juntaron en el estudio de Sun Records, en el bueno, en el de Union Avenue, Memphis, nada menos que Sonny George y Eddie Angel (Planet Rockers), Lloyd Tripp, Pat Panioty,  Alberto Telo, Lyn Boorer y la leyenda de los tambores del puto equipo A para las mejores sesiones de rockabilly que tuvieron lugar en este antro en los años 50’s, el gran Jimmy Van Eaton.  Los artífices de semejante congregación fueron Boz Boorer (Polecats) y el heredero del legado de Sun Records Jerry Phillips, hijo pequeño de Sam Phillips.

Se grabaron 4 temas, alguno de los cuales ya había sido editado en vídeo por los genios de Bopflix.   Ahora los cuatro cores sale en un flamante single doble lanzado por Sleazy Records.

El primero de los sencillos abre con ONE MORE DRINK, tema en la onda de los mejores Planet Rockers y de cuya ejecución vocal se encarga Sonny George, como no podría ser de otra manera.    El tema original es un country de carretera grabado por Hersell Butts en el ’72, que aquí se convierte en un country-rock´n´roll imparable, como digo, en la mejor tradición de los Planet Rockers del ’92.   Energía a full con cero artificios, brutal!

La cara B viene con el propio Boz Boorer como protagonista, una gran revisión del clásico del honky tonk WILD SIDE OF LIFE de Hank Thompson, que d se reconduce a los caminos del rockabilly bop, tras un comienzo en plan recítame-un-poema.

El segundo sencillo abre con el único tema original de este pack, LOOKIN’ FOR MY BABY, escrito y cantado por Lloyd Tripp, un inglés que emigró a USA hace bastantes años y se ha encargado de capitear varios proyectos por el área de San Francisco y actualmente en Texas.    Lookin’ For My Baby es un rockabilly bop, pero de los de bop-a-bop-a-bop-bop-bop, o sea, un ultra-bop, de guitarras afiladas y bastantes desayunos a cargo del Johnny Burnette’s Rock´n´roll Trío.     Para acabar COME ON, cantado de nuevo por Sonny George, revisitando el clásico de Wynn Stewart que ya hicieran famoso The Planet Rockers en su primer LP a comienzos de los 90’s.    La versión aquí incluida ni hace sombra a la de Wynn ni a la de Planet Rockers, en realidad es un absoluto desmadre improvisado en el que lo mejor es el final en el que nadie sabe cuando le toca acabar.

Excepto el tema de Lloyd Tripp la verdad es que el asunto supura one-two-three-four y tira millas, pero también es cierto que no se pretende mucho más sino interpretar cuatro buenos rock´n´rolles y darse el gustazo de grabarlos en la cuna del mundo.   Con los musicazos que se reparten la tarea poco puede fallar.

La carpeta es doble también, packing de lujo para este proyecto, del cual uno también saca en claro que Boz está como una mesa camilla.

Francho

Calificación:

Sea el primero en calificar este post

  • Currently 0/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Publicado por: francho
Fecha: 20/03/2020 at 20:54
Categorías: 45´s | Novedades
Acciones: E-mail | Kick it! | DZone it! | del.icio.us
Información: Permalink | Comentarios (0) | Post RSSRSS comment feed

DELL LIMOS - Whirlpool / Lover's Curse

DELL LIMOS
Whirlpool / Lover’s curse
Sleazy Records – SR 198


Dell Limos vienen de Limoges, y se presentan en sociedad con este single, echando un ojo a sus integrantes rápidamente reconocemos a Pedro y Suzanne de Penahouse Shoes.  Pedro esmbien conocido por su trabajo también como baterista de varias bandas, pero con Dell Limos se encarga del contrabajo, mientras que es Suzanne la que lleva los tambores.  La banda la competan Benny De Jongh a la guitara, Grant Seeflay al saxo y Red Head Mary se encarga de la voz.   Tengo que empezar resaltado lo que me ha sorprendido la voz de Mary, con un timbre perfecto para los dos temas que componen este disco.

En un primer vistazo confieso que no me esperaba gran cosa, dos temas bien conocidos, el Whirlpool de Wanda Jackson y el Lover’s Curse de Bracey Everett, obras maestras además ante las que uno se pregunta que puede aportar una versión de ellos a estas alturas?   

Bueno pues aunque es difícil hacerles sombra si que tengo que decir que ambos salen muy bien parados en este disco.  Whirlpool mantiene la gracia del original pero con un punto extra de frescura y el añadido del saxo barítono que le aporta un vigor especial en ciertos pasajes.   Lover´s Curse podría llevarse el mismo comentario, solo de saxo potente y un ritmo más acentuado que el original, pero además pongo en ambos el énfasis en la voz de Mary; los dos temas tienen un alto componente early soulero al cual le viene de perlas el timbre de esta chica. 

Muy buen comienzo, a ver si el futuro nos depara más sorpresas.

Francho

Calificación:

Actualmente calificado con 5.0 por 1 personas

  • Currently 5/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Publicado por: francho
Fecha: 17/03/2020 at 23:12
Categorías: 45´s | Novedades
Acciones: E-mail | Kick it! | DZone it! | del.icio.us
Información: Permalink | Comentarios (0) | Post RSSRSS comment feed

AIRES DE TORMENTA - Blas Picón

BLAS PICON

AIRES DE TORMENTA

Bullets of ink (Prólogo) / Please Mr. Lawton / Disappointment proff / Across the border / Renzo / Enma’s dance / No room for pity / Nothing but an alley cat / Hoka Hey / Jarama / Bullets of ink (Epilogo)

Aires De Tormenta es un interesante proyecto de dos cabezas, la literaria es de Manuel López Poy y la musical la de Blas Picón.   Un libro de relatos policiacos de serie negra, y un disco de blues, suena bien, eh?

Cada canción y cada relato están relacionados, como si cada página tuviera su banda sonora, pero a la vez son dos proyectos que se pueden entender por separado.  Os voy a comentar el musical.

La parte musical de Aires De Tormenta comienza y acaba como cualquier obra literaria, con su prólogo y epílogo, bajo el sugerente nombre de Bullets Of Ink, adaptando así muy apropiadamente el disco a su complemento literario.  Ambos son similares musicalmente, como las dos tapas de un libro, y de esa manera el prólogo cuenta con dos estrofas en las que ya te preparan para las historias que vas a encontrar dentro, mientras que el epílogo sirve para cerrar instrumentalmente el conjunto de las 9 historias que componen esta obra.

Conociendo, como seguramente ya conocen, a Blas Picón, pueden imaginar que el blues domina este asunto de una manera notable.   Es cierto, pero no del todo, también hay espacio para otras músicas, eso sí, siempre desde la magnificencia que impone la voz del señor Picón. Ríase usted de Batman.

Please Mr. Lawton abre fuego, con una importante dosis de ragtime y swing en su contenido, piano, clarinete, ya saben, buen acompañamiento para contar la eterna historia de pobres luchando por su dignidad contra la prepotencia y el desdén. 

El segundo capítulo, Disapointment Proff, viene con el rockabilly dando la mano al blues.  En ese entorno la siempre característica guitarra de Mario Cobo y la armónica de Blas maridan como un tequila reposado y una trufa de chocolate, para contar una historia sobre verdades incuestionables y decepción.   Por cierto, aprovecho para comentar que Blas se ha rodeado de crema de la buena para sacar adelante estas canciones, Mario Cobo y Oscar Rabadán a las guitarras, Alfonso Alcalá al contrabajo, Victor Puertas al piano, D.C. Wallace al clarinete.    Armónica, voz y batería corren a cargo de Mr. Picón.

Across the border es una de las canciones de este disco que más me han llegado, una arenga a favor de la lucha por los cambios en el mundo, por intentar enderezar lo torcido, aunque para ello haga falta cruzar cierta frontera.  Aplíquense esta máxima en su vida amigos, y si además le añaden una banda sonora de blues Chicago style, a ritmo de crucero, con dos guitarras eléctricas hipnotizando y una armónica dura breve pero brillante… llega un momento en que incluso llegas a creer que esa lucha es posible.

Renzo cambia totalmente el registro, y consigue saltar hacia el country, gracias desde luego al arreglo de steel guitar, pero no solo por ello.   Ya quedó demostrado hace 100 años que blues y country no eran géneros tan distintos si eran los pobres quienes los entonaban.   Aquí se vuelve a confirmar, a ritmo remolón, mientras Renzo reflexiona y muere.

La hora del baile llega con Enma’s Dance, un tema minimalista en cuanto a instrumentación y que sirve para el lucimiento como armonicista de Blas, llenando todo con sus pulmones, en clave  hillbilly instrumental, tan solo acompañado por guitarras acústicas, contrabajo y una percusión mínima.    Tan rural que podría poner a bailar a todas las zarigüeyas del prado.

Capítulo 6, No Room For Pity es el tema más absolutamente centrado en el blues de todo el disco, una canción que huele a ciudad por la noche, a aves nocturnas, a pelea y a maldad, sin hueco para la piedad.    También un tema que lleva el marchamo de Blas Picón impreso a fuego, recordándome vivamente sus días con The Junk Express.

Un nuevo cambio de aire con Nothing But An Alley Cat, tema que pone su peso en la parte musical, tremendamente bien hilada, donde el piano y el clarinete hacen otra vez acto de presencia, de nuevo saltando hacia los terrenos del swing.   Buena banda sonora para plantear desde una perspectiva muy divertida la recurrente historia del gato que se creía león.  

Hoka Hey es otra canción para perdedores, de los que no tienen miedo a morir porque nada dejan en el camino.   Instrumentalmente magnífica, entre sus estrofas soplan aires de western outlaw y también de gospel, la percusión marca el rumbo, mientras que  las guitarras y armónica son meros actores de reparto que van y vienen pero sin los cuales nada tendría sentido.

Y para terminar un último capítulo perfecto, Jarama Valley roba descaradamente la melodía al tradicional Red River Valley, y la utiliza para narrar la historia de la batalla del Jarama, donde los americanos y cubanos del batallón Lincoln lucharon contra los fascistas y perdieron.    La breve historia, cantada con el vozarrón de Blas, al cual se unen el acompañamiento gradual de guitarra acústica, contrabajo, banjo, steel guitar y percusión y finalmente la armónica, rematando épicamente con una última vuelta en plan coro de góspel, consigue ponerme lo pelos de la espalda como escarpias.   Bellísima canción que sirve para cerrar con broche de oro este proyecto musical, tal vez el más complejo en el que Blas Picón se ha metido hasta ahora.   Por cierto, este asunto se ha grabado y producido en el Desert City Studio de Almería, ya saben, Mario Cobo, Pike Cavalero y tal.

Ambos, libro y disco, se hayan ahora mismo en pleno proceso de crowfunding para su edición definitiva, puedes encontrar las distintas modalidades que ofrecen en este enlace
https://www.verkami.com/projects/25750-aires-de-tormenta

Yo no me lo pensaría mucho, sólo el disco ya me ha parecido sobresaliente, así que me muero por tener también el libro en mis manos y poder disfrutar del conjunto completo

Francho

Calificación:

Sea el primero en calificar este post

  • Currently 0/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Publicado por: francho
Fecha: 14/03/2020 at 0:42
Categorías: CDs | LPs | Novedades
Acciones: E-mail | Kick it! | DZone it! | del.icio.us
Información: Permalink | Comentarios (0) | Post RSSRSS comment feed

THE BLUE SAILORS featuring ESTHER ALAIZ

THE BLUE SAILORS featuring Esther Alaiz
Echoes of the South Pacific
Kathrina – Sleazy SR-191-2019

Hula Oni Oni E / South Sea Rose
Sophisticated Hula / Blue Lei


Creo que este es el primer disco relacionado con Hawaii y el pacífico sur que comento en este blog, y no diré que es el único de mi colección, pero sí que podría contarlos todos con los dedos de una mano.

No es un género que me entusiasme, pero tampoco me desagrada en absoluto, de hecho, es más que notable la conexión entre los sonidos de Hawaii y la música country, especialmente a través de ese instrumento llamado steel guitar, cacharro que a priori parece incluso más fácil de tocar que una guitarra pero que si metes las narices entre sus cuerdas encuentras un mundo endiablado de posturas, afinaciones … ¡y ya no te digo si lleva pedales!   Los virtuosos de este instrumento son seres muy admirados en mi casa.

Pues de esto va este EP, y el repertorio en general de The Blue Sailors, banda afincada en Barcelona e integrada por el excelentísimo mago de las cuerdas de acero El Lega, ya le conocen de otros proyectos, sobran las presentaciones, haciéndose cargo precisamente de la steel guitar.   A su lado Mike Segura, viejo conocido del rockerío barcelonés, aunque oriundo del alto Aragón, encargándose del contrabajo, Ignacio “Tano” Impalea a la guitarra rítmica, y las excepcionales cuerdas vocales de Esther Alaiz encargándose de poner voz a este asunto.  

Esther ha estado al frente de algunos otros proyectos como The Night Shouters y también haciendo las veces de June Carter en ese tributo a Johnny Cash llamado Walk The Line.    Su voz se adapta al rock´n´roll, pero también a los tonos melódicos como pocas, de manera que su affaire con The Blue Sailors creo que está más que justificado para el tipo de asunto que desarrollan.

El EP abre con HULA ONI ONI E, tema con un tempo tan ajustado que pese a ir el disco a 33 rpm (ojo que es un 7”), si te despistas y lo pinchas a 45 vueltas la intro de la steel te parece hasta correcta.    HULA es una canción grabada por multitud de bandas y orquestas de sonidos hawaiianos, nombres tan sugerentes como Sam Makia & his Waikikians o Al Kealoha Perry, siempre con esa característica tan común en la música hawaiana de no tener nunca prisa para acabar.   La versión de Blue Sailors mantiene la misma norma, estupendamente interpretada y con los matices vocales de Esther que le dan un punto de profundidad muy adecuado. 

SHOUT SEA ROSE completa la cara A, y aquí nos encontramos ya con un tema cuyos orígenes se pierden en los albores de los registros musicales, habiendo versiones incluso de los años 20.    Si las prisas por acabar una canción son nulas en el anterior corte, aquí ya directamente entran en terreno prohibido.    Madre mía no he visto un tema más remolón en la vida, fijo que aquí se encuentra el secreto de la legendaria longevidad de los oriundos del pacífico sur.

Vuelta al disco y nos encontramos con SOPHISTICATED HULA, otro clásico de estos sonidos que en manos de estos marineros se convierte en favorito.   El tema que más me ha gustado del disco, en el cual, además de aumentar la velocidad en unos cuantos nudos, la suma de melodía, coros, la pericia instrumental y el magnífico tono de la voz de Esther lo convierten para mi gusto en el tema estrella del EP.

BLUE LEI cierra este disco, de nuevo bajando el tempo hasta niveles que yo consideraba imposibles, pero ofreciendo a la vez una preciosa, y elaborada melodía, esta vez con algunos guiños extra al jazz, a la cual volvería a colocar todos los adjetivos positivos que llevo soltando hasta ahora, con el énfasis en lo de la acertada elección de la voz de Esther para temas así.

Muy bonito este EP, complementado con una divertida y carpeta, sólo un problema le veo, cada canción va sazonada a su comienzo y al final con trinos de pájaros tropicales y ruidos de olas, algo arriesgado para señores entrados en años como yo, con facilidad para el ronquido y la incontinencia urinaria.

Francho

Calificación:

Sea el primero en calificar este post

  • Currently 0/5 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Publicado por: francho
Fecha: 10/03/2020 at 20:57
Categorías: 45´s | Novedades
Acciones: E-mail | Kick it! | DZone it! | del.icio.us
Información: Permalink | Comentarios (0) | Post RSSRSS comment feed